sac longchamp junior

16. října 2013 v 15:24
Con fecha de caducidad

Después de 26 años dirigiendo al Manchester United, criticar a uno de los mejores y más longevos entrenadores de la historia resulta un tema tabú, sobre todo en Inglaterra, pero al hacer un análisis sin pasión de lo que ha venido pasando en las últimas temporadas con los Red Devils, existen muchos síntomas que permiten pensar que quizá ya es tiempo sac longchamp pliage taille m de dar un paso al costado.

Ferguson sustituyó a Ron Atkinson en noviembre de 1986 y se tardó casi 4 años en ganar su primer título, de hecho, esa Copa FA de la temporada 1989-90 le permitió permanecer en el banquillo un año más, y luego la Recopa de Europa en 1990-91 le dejó otro más. Otro título secundario en 1991-92, la Copa de la Liga, fue consolidando su proyecto hasta que al fin llegó la primera Liga, en 1992-93.

Desde entonces, han habido sólo dos temporadas en las que los Red Devils se quedaron en blanco: la 2001-02 y la 2004-05, y una más en la que sólo ganaron la Community Shield, la 1997-98; ésta, la 2011-12, muy seguramente terminará únicamente con la Community, si este domingo 13 de mayo el City vence en casa al Queens Park Rangers y el United no gana de visita ante Sunderland y supera el triunfo del archirrival con 8 goles más.

Aunque podría terminar segundo con 89 puntos, una cantidad bárbara que le habría valido el título en 11 de las 17 Ligas Premier que se han disputado, las formas son las que hacen dudar de su potencial, además de cómo fue eliminado en el resto de competencias que disputó.

No son los puntos o las victorias, sino las formas. Ahora les explico por qué:

No títulos grandes, sí proyecto… ahora nada

En la primera temporada con sólo un trofeo menor (Community), la 1997-98, Ferguson venía de ganar la Liga y había creado una base muy interesante de jugadores con Peter Schmeichel, Gary Neville, Denis Irwin, David Beckham, Andy Cole, Nicky Butt, Teddy Sheringham, Ole Gunnar Solksjaer, Roy Keane, Paul Scholes, Ryan Giggs y Karel Poborsky, entre otros. Esa temporada no hubo grandes gastos sino trabajo en conjunción. En Champions se llegó hasta Cuartos de Final, en Liga se acabó segundo, un punto detrás del Arsenal, y en la FA Cup se clasificó hasta la Quinta Ronda. La temporada fue de "ya casi", pero con trabajo para que se vinieran los éxitos, y así fue: la 1998-99 fue la histórica campaña del triplete Copa FA-Liga-Champions que se logró con fichajes puntuales como Jaap Stam y Dwight York, y otros jóvenes como John O'Shea.

En 2001-02 y 2004-05, que terminaron sin trofeo alguno, ocurrieron cosas similares. En la primera, el United llegó a Semis en Champions, en el verano de 2001 llegaron Ruud van Nistelrooy, Juan Sebastián Verón, Laurent Blanc y Diego Forlán, y al sac longchamp maroquinerie siguiente año se ganó la Liga, se llegó a la Final de la Carling, a Quinta Ronda en la FA y a Cuartos de Champions; en la segunda, la de 2004, llegó Wayne Rooney en ese verano (también Gerard Piqué y Giuseppe Rossi, estrellas que eran muy jóvenes y no despuntaron en el United), y para el siguiente año se fichó a Edwin van der Sar, Patrice Evra, Park Ji-sung y Nemanja Vidic; además, se permitió la consolidación de otro joven en desarrollo al que Ferguson le había echado el ojo: Cristiano Ronaldo; en 2005-06 sólo se ganó la Carling, pero la 2006-07 fue el comienzo de la tercera gran generación creada por Ferguson, con el título de Liga, el subcampeonato en la FA y las Semifinales de la Champions.

La cola de esa generación acabó el año pasado, cuando por pura inercia el United llegó a la Final de la Champions que perdió sin casi oponer resistencia ante el Barcelona, y en la Liga ganó con victorias apretadas y ante un Chelsea en crisis.

Este año es el peor de Ferguson en ese aspecto: le ganó un apasionante Derbi de Manchester al City en la Community y luego de clavarle un 8-2 al Arsenal en la Premier, perdió 1-6 ante el City y se desinfló. Se quedó en la Cuarta Ronda de la Copa FA ante Liverpool; en la Quinta Ronda de la Carling ante el Crystal Palace; no pasó la Fase de Grupos de la Champions y fue apeado por el Athletic en Octavos de la Europa League de forma humillante.

Los fichajes para corregir, como Ashley Young, Phil Jones y David De Gea (no hay que olvidar el comienzo de temporada), no resultaron adecuados, y los de la temporada pasada se cayeron para ésta, como Chris Smalling y el mismo Chicharito Hernández, de quienes se espera mucho más de lo que han dado.

Las necedades

Lo peor es que Ferguson necea con algunos de los hombres que pone, como Rio Ferdinand, quien tiene 2 temporadas, al menos, jugando basura: es lento, pierde las marcas, falla en la ubicación, ya no da buena salida y hasta falla en mover la línea defensiva; Danny Welbeck, el hombre que ya sentó al Chicharito, no es nada del otro mundo, un jugador cumplidor al que se le da chance por haber nacido en Manchester y ser promesa para la delantera inglesa, mermada por falta de talento joven; los hemanos Da Silva, tanto Fabio como Rafael (quien es un poco mejor), no tienen nivel para jugar en el United, aunque son jóvenes, no tienen una característica que realmente los convierta en únicos. Después, ¿para qué renovar a Michael Owen si no se le llevará ni a la banca?, ¿por qué no hacer caja con Dimitar Berbatov si no se le permitirá jugar?

Hay muchas más necedades, como el hecho de jugar a los billetazos con el Liverpool por fichar a Ashley Young, quien costó lo que costó (20 millones de libras) solo porque es inglés. Otras pifias como la llegada de Anderson, por quien se pagaron 30 millones de euros al Porto en 2007, y se le permite seguir en el United tras casi 5 años sin dar el estirón y en la última temporada casi ni jugar (vamos, ¡aún no habla inglés!).

Y ahora, ¿a qué juega?

Además de los fichajes, tampoco se entiende el cambio de sistema, ¿en qué momento el United se vio en la necesidad de amarrarse y jugar con un solo delantero?

La temporada pasada lo hacía cuando jugaba de visitante, en ésta lo hace también en Old Trafford y hasta cuando necesita resultados.

Por ejemplo, en el último duelo contra el City, el United se murió de nada (ni siquiera evidenciaron desgaste físico sus jugadores) y jugó con un solo punta que dio libertadores a los marcadores de los Sky Blues para subir y limitó la potencia al ataque de los Devils porque, a pesar de la versatilidad de Rooney, se le utiliza más retrasado y se fuerza al centrodelantero a arrancar más atrás y botarse para circular el balón, aunque eso implique quedarse sin hombre de área.

Además, el equipo de Ferguson ha malentendido esto de la posesión del balón (le da la vuelta sin demasiado sentido) y ha perdido profundidad. Hacia el cierre de la temporada, sólo Antonio Valencia ha sido capaz de llegar a línea de fondo con peligro, los demás intentos son a la desesperada generalmente por los laterales, porque Young tiene la orden de cortar hacia el centro e intentar por ahí. Los reto a hacer un ejercicio y vean cuántas veces le hacen pasadas a Young por detrás y cuántas veces la suelta hacia allá.

El United ha ido perdiendo, además, claridad al hacer los cambios, tanto en el momento, como en el movimiento táctico, como en los hombres; y ni hablar del trabajo a balón parado, tanto a la ofensiva como a la defensa, que se ha tornado en un desastre.

A Phil Jones se le habilita en posiciones que conoce, pero que limitan su talento, lo mismo con Smalling, quien constantemente ocupa la lateral. El Chicharito ha dejado de brillar porque le han dejado de caer balones y se la pasa correteando defensas; Ferguson se ha negado a fichar un "10", cuando no pudo contratar a Wesley Sneijder, y no buscó a otro en esa posición.

Por otra parte, está que Ferguson jamás había contratado por video y así fue que dio con Bebe, quien ahora está en el Besiktas a préstamo; nunca le encontró la posición a Gabriel Obertan, quien tampoco es una superestrella como para estar en el United, pero que ha servido mucho más en el Newcastle que lo que hizo como red devil.

El futuro

Matt Busby decidió dejar el banquillo después de casi 25 años, en 1969. Lo hizo después de una temporada sin títulos (1968-69) y un año después de ganar la primera Copa de Europa para un equipo inglés en la historia. Muchos lamentaron la decisión, él mismo lo hizo, por eso, y para rescatar la pobre temporada que estaba firmando Wilf McGuinness, regresó a finales de 1970 para conducir al equipo hasta el verano de 1971 y volver a ceder la estafeta, ahora a Frank O'Farrell.

El United se tardó en sobrevivir después de Busby, tanto que el equipo descendió en 1974 y sólo recuperó su grandeza con Ferguson, 12 años después.

Tal vez se tema una caída similar cuando se vaya Sir Alex, pero es un riesgo que el mismo Fergie debe correr para permitir que vuelvan las ideas frescas, como las que él trajo y las que ahora le están faltando. Más vale decir adiós a tiempo, que arrastrar el prestigio y dejar un mal recuerdo.

C'est en voyageant avec Jeanne Birkin en que Jean Louis Dumas, PDG à l'époque de la maison Hermès, qu'il dirigera de à , a eu l'idée du sac baptisé du nom dela célèbre interprète et muse de Serge Gainsbourg, Sac Hermes. Hermes Sac|Sac hermes pas cher|Hermes Sac pas cher|Pas mal d la mode, calmement argent Produits CD sera CEO Hong Xiaobo a vécu en France pendant ans, Sac Hermes Birkin, Sac Birkin Hermes, ils dessinent un sac élégant, pratique et de grande contenance Sac Birkin Hermes|sac Hermes birkin pas cher
 

Buď první, kdo ohodnotí tento článek.

Nový komentář

Přihlásit se
  Ještě nemáte vlastní web? Můžete si jej zdarma založit na Blog.cz.
 

Aktuální články

Reklama